Resto de la tribu

No hay datos sobre él o ella, no que yo conozca, salvo que tenía las piernas muy largas, ocurrencias muy buenas, y un seudónimo inolvidable : Resto de la tribu.

Sus viñetas de humor salían en Mampato, durante los años de la UP. De 1972 son las que aquí tenemos. Eran contemporáneas con las ilustraciones de Jorge Pérez Castillo, pero su paso fue más breve, me atrevería a decir. Al parecer se alternaba con Néstor Espinoza en la página de humor. De repente sus monitos desaparecieron .

Da la impresión de un joven bien, pero de los buenos, modernista, adelantado y con un espíritu encantador. Su estilo original, simple pero cuidado, el espacio limpio (o vacío) es un protagonista, la tipografía singular, las volutas hippies, las decoraciones y el color sicodélico. En fin respira en sus dibujos la mejor plenitud de los 70. Uno se lo imagina que estará hoy día en California, todavía vivo y esperamos que el covid no se lo-la lleve. O quizá su historia haya sido muy distinta.

Saludos, pues, estimado o estimada Resto de la tribu.