dibujar y escribir

Notas sobre ilustración, cómics, dibujos animados

Archive for septiembre 2018

Mapa básico del tema Mapuche en los monos chilenos. 2. Evitando el presente.

leave a comment »

gatoV colo colo

Anuncios

Written by vichoplaza

septiembre 23, 2018 at 11:03 pm

MAPA BÁSICO DEL TEMA MAPUCHE EN LAS HISTORIETAS CHILENAS 1. Textos de base y ausencias de Chile

with one comment

melinao punto-de-vista

Pedro Melinao (Malonenlafrontera.blogspot)

El tema Mapuche presenta una exigencia, desde hace varios años: la de tomar en cuenta la relación de los pueblos chileno y mapuche, y particularmente la relación del Estado chileno con el pueblo Mapuche. Pues hay una cierta tradición, o una costumbre casi invariable de abordar solamente la relación de los mapuche con los españoles, durante la Conquista y la Colonia, o de ir más atrás, hacia tiempos precolombinos, con una ausencia notoria de lo que vino después y lo que continuará, o sea la cuestión chileno-mapuche.

Lo siguiente es un comentario basado en conocimientos parciales de trabajos, no es exhaustivo de cada cómic que se ha publicado sobre el tema en chile, y no incluye por ahora la producción argentina, donde también se trata de un tema concerniente.

Lo que puede decirse primero es que el tema Mapuche lo encontramos presentado más de acuerdo a los géneros del cómic que a lo que serían sus puntos de desarrollo propio, sin decir por ello que todo tema deba ser necesariamente asimilado en un género para poder ser abordado en los cómics. Llamo géneros de los cómics o historietas a las divisiones clásicas entre humor y aventuras (y sus subdivisiones), así como al humor gráfico como arte autónomo. ¿El género está antes que los temas? La respuesta parece ser negativa, pues vemos que en otros casos el tema se ha convertido en un género como tal, por ejemplo en los cómics de mujeres, no importando que haya o no un acuerdo sobre su nombre exacto.

Pero en este sentido, lo Mapuche, los pueblos originarios, las naciones originarias, no son géneros sino temas en los cómics, y esos temas son escritos y dibujados según tales o cuales géneros. La gauchesca en Argentina puede entenderse como un género literario, que también tiene su desarrollo en historietas. Los géneros y temas se apoyan en textos fundamentales, textos iniciadores, que han tenido como por primera vez una influencia o contacto con una realidad. En este caso se cumplen esos factores, el Martín Fierro es probablemente el texto fundante de la gauchesca, y La Araucana es el texto de las historietas chilenas con tema mapuche.

La historia del pueblo Mapuche se halla en cómics cuyo modelo de relato, de contenidos y de público, es el género aventurero épico y legendario. En los cómics y en la literatura infanto-juvenil se trata de relatos épicos, o sea con protagonismo de héroes, batallas, acontecimientos, y a veces biografías. Siempre o casi siempre con el objetivo de hacer brillar a los héroes, en la tradición de La Araucana, quizá a veces recurriendo al Arauco Domado, de Pedro de Oña, u otras fuentes históricas que relatan casos como el de Michimalonco o el Mestizo Alejo.

En el género un poco menos definido de lo didáctico y lo educativo hallamos temas de antropología del pueblo Mapuche, su cultura, espiritualidad, economía, vestimenta, música, folclore, etcétera, y que mayormente siguen enfocados en su historia antigua. Son cómics no basados en el conflicto dramático sino en descripciones y dibujos que muestran un previo y largo trabajo de documentación.

RuizTagle Caupo Ergocomics

Luis Ruiz Tagle en revista Mampato.

Ambos, el relato épico y el didáctico se encuentran en las series de Luis Ruiz Tagle en la revista Mampato, durante la década 1970. El hecho de que un buen historietista como Ruiz Tagle solamente se concentrara en la época de la conquista, y a veces la Colonia, es decir en las luchas y relaciones con los conquistadores españoles, es significativo como una constante en las historietas chilenas. Otro buen historietista como Julio Berríos abre el espectro hacia atrás, a la época precolombina y la relación de los Mapuche con los Incas. Todo eso está muy bien, pero la pregunta es por qué desde la independencia de España la historia del pueblo Mapuche se acaba para los historietistas chilenos. Es como si desde allí ya no hubiera nada que contar.

Pedro Melinao es de los pocos historietistas que se ha ocupado no solamente de revisar partes de la historia antigua legendaria, sino la que vino después, es decir la historia del pueblo Mapuche con el Estado de Chile. Melinao hace en sus historietas lo que la historieta chilena no ha querido hacer ni contar (me refiero especialmente a la que se publica en medios institucionales o industriales), por ejemplo la etapa de la mal llamada “pacificación de la Araucanía”. En su blog http://malonenlafrontera.blogspot.com/ podemos ver páginas de Kilapan.

“Kilapan, Lonko Mapuche que luchó contra el ejército Chileno y Argentino durante 1860-1880, para evitar la invasión del País Mapuche.” Fue publicado entre 2004 y 2005 en Mapuche Kimün, periódico editado por Farmacia Mapuche y el cual tenia un tiraje de 7000 ejemplares quincenales y se repartía de manera gratuita en los locales de Temuco, Concepción y Santiago, además se enviaba gratis a comunas con alta población mapuche.

Pedro Melinao tiene una producción interesantísima de historietas y humor gráfico en la que hace una crónica sobre la vida de los mapuche de hoy día, en el siglo 21. Su texto de base ya no es La Araucana, desde luego, sino la historia de su pueblo contada por su propio pueblo, la que queda bien expresada en una de sus viñetas, donde un niño le dice a su papá que fue reprobado por titular su trabajo “El triunfo de Kuralava” en vez de “El desastre de Kuralava”. Su trabajo de viñetas debería tener más valoración en medios de prensa chilenos que se llaman a sí mismos progresistas.

Me permito reproducir las páginas de “Kilapan” que se encuentran en el blog malonenlafrontera

melinao Kilapan pag 1

Pedro Melinao: Kilapan

melinao Kilapan 1

Pedro Melinao: Kilapan

melinao Kilapan 8

Kilapan

melinao Kilapan 8p2

Pedro Melinao: Kilapan

 

 

 

 

 

Written by vichoplaza

septiembre 19, 2018 at 11:10 pm

NARRACIÓN DE HISTORIETAS. EL PASO ENTRE VIÑETAS

leave a comment »

mortis 5 p30 recorteUn caso de hilvanaciones o articulaciones cuadro a cuadro,  que comunica con interés la elipsis y la continuidad de los movimientos, creando tensión dramática. Se trata de la p.30 del “El antro del Dr. Mortis”, en El Siniestro Dr. Mortis, nº5,  de Juan Marino y Roberto Tapia (1967 ó 1968).

Sabemos que la narración historietística se crea principalmente en los sucesivos pasos entre los cuadros. Se ha escrito y necesita escribirse más sobre lo que sucede cuando el ojo pasa o salta de una viñeta a la otra, de una fila a la otra (donde el salto es mayor, con un movimiento en Z), y de una página a la otra.

¿Qué sucede en este ejemplo? Se trata de una página o plancha con una grilla dividida en tres filas o tiras de igual altura, una forma bastante usada, porque su regularidad nos induce a concentrarnos en los pasos cuadro a cuadro,  es decir a concentrarnos en el relato, moderando la exhibición del dibujo o del diseño de la página, que prima en otras formas y estilos, como los de los cómics de superhéroes.

mortis 5 p30La primera fila muestra tres cuadros de un diálogo, pero sus hilvanaciones o articulaciones no tienen tanto interés plástico como las que hay entre la segunda y tercera fila, y sobre todo en la tercera. Podríamos decir que, si un modo de construcción efectivo para el paso cuadro a cuadro es crear movimientos oculares articulados, que produzcan un ritmo, en la primera fila ellos no se encuentran, y el ojo pasa por sus tres cuadros más bien por convención del lenguaje.

En el primer cuadro de la segunda fila, lo que al principio puede parecer un espacio vacío, sin informaciones, crea sin embargo dos diagonales fuertes hechas por los perfiles. En el cuadro siguiente (cuadro 5 de la página), donde en su zona izquierda parecen volver las verticales quietas,  Roberto Tapia reitera la diagonal hacia la derecha en el cuerpo y cabeza del hombre más joven, y las diagonales de fuga de la ventana dan la impresión de empujarlo hacia afuera, es decir empujan al movimiento en Z del paso a la tercera fila. Esta tensión concuerda con la de los diálogos.

El interés mayor está, según creo, en la tercera fila. En el cuadro 6 el gesto corporal del hombre joven, aparte del cambio de enfoque, construye la elipsis de haber subido el primer escalón pero haberse detenido y girado su cuerpo para continuar hablando con el cura. Esta postergación de la acción que debería estar realizando (subir donde su esposa, la que puede estar en peligro), es significativo como descripción o si se quiere como sugerencia del carácter del personaje. Pero la continuidad de la diagonal se halla, obviamente, en las barandas de la escalera. En el cuadro 7 y último hay otra elipsis (ya está arriba y abrió una puerta), elipsis marcada por la diagonal del cuerpo y de su sombra de dirección contraria a todas las anteriores, donde la gran vertical de la puerta es un refuerzo de este movimiento.

Es decir, tres reiteraciones de  tensiones diagonales hacia la derecha, y una última fuerte a la izquierda, en el cuadro final de la página, creando de un modo plástico (o gráfico), el suspense que incita a continuar la lectura. El movimiento o dinamismo ocular es uno de los elementos de construcción de continuidad y ritmo en la lectura cuadro a cuadro.

 

 

 

 

 

 

 

Written by vichoplaza

septiembre 13, 2018 at 4:09 am