dibujar y escribir

Notas sobre ilustración, cómics, dibujos animados

CONSIDERACIONES QUIENISIANAS

with one comment

Humanillo. Editado en 2010 en Buenos Aires, por La Pinta.

De nuevo Jorge Quien, con su libro Humanillo, nos incita a entrar en los territorios de esa tensión insoluble entre las historietas y las artes, nos invita a herirnos y apasionarnos en ella, qué remedio.  Relación sobre la cual se refieren con mejor pluma y autoridad los  prologuistas del libro, Carlos Nine y Udo Jacobsen. A continuación este breve texto para la presentación de Humanillo en Santiago.

PERMÍTASEME LLEGAR a Jorge Quien a través de diferencias con otros autores. Jorge Quien es una sensibilidad nocturna y no obstante tranquila. Intelectual, en el sentido de alguien que busca un interlocutor igualado, a quien no haya que impresionar con imágenes, escenas o palabras corrosivas, como pueden hacerlo Alan Moore o Daniel Clowes, por mencionar dos figuras. Seguramente la corrosividad, en los autores citados, surge de no ver salida, de concluir que la sociedad humana es un organismo caníbal y torturante para la conciencia. Sus obras son entonces defensas desesperadas, ¿qué otra cosa queda por hacer?, podemos preguntarnos, ya que yo mismo soy un desesperado. Pero es paradójico que, para construir su discurso y sus argumentos, ellos se apoyen en los sentidos y opiniones comunes del ciudadano medio, destinatario de sus cómics. Es paradójico porque sabemos que las opiniones comunes y los mismos ciudadanos medios somos formaciones y reformaciones de esa sociedad, y todavía más, de la sociedad y la cultura de masas, evidencia que corroe a la propia rebeldía.

Sin Riendas, incluida en Humanillo. http://www.jorgequien.com

Jorge Quien está también acuciado por estos problemas,  pero a su pesar o por vocación está alejado de los sentidos medios, una diferencia importante, que lo lleva hacia otros lugares. Construye sus cómics referido a las discusiones y los sentidos del arte, que, en los hechos es un mundo minoritario, aunque no debe entenderse a priori como más lúcido. Por las circunstancias aplastantes en las que nos hallamos, y por la propia tendencia de los artistas, el cómic, que es un lenguaje de masas, cuya sangre sigue siéndolo, se ha ido ampliando a formatos y modos de comunicación no masivos, incluso anti-masivos.

Quizá seguimos esperando que las artes visuales y la literatura reciban a los cómics en el arte, en una especie de consagración definitiva de la seriedad de sus discursos. En mi bien modesto modo de ver no será así, entre otros motivos porque nunca nos darán lugar en sus propios circuitos para competir como iguales. La narración dibujada o gráfica se ha ido ampliando desde los cómics, y va construyendo, también acá en Chile, una estructura para sí misma. El cómic nuevo, por llamarlo así, nunca es lo mismo que la pintura o la novela. Va hacia un lugar propio e inédito. Pero la índole de ese lugar depende de su alcance espiritual, y también de su conexión social distinta. Jorge es uno de los artistas que está construyendo ese lugar en Sudamérica.

Anuncios

Written by vichoplaza

abril 17, 2011 a 2:47 am

Publicado en Jorge Quien

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] que los trabajos de Jorge  me han motivado antes a escribir dos artículos:  Nocturnos y  Consideraciones Quienisianas. Una muy buena idea difundir nuestras ideas de este modo. Agradecimientos a mi querida […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: